PRECIO DEL CENTOLLO

¿Sabes por qué el precio del centollo es más caro en lonja que en una cetárea de marisco? Mucha gente se hace esta pregunta y considera el comprar en la cetárea porque sale más barato el marisco, pero realmente no sabe cuál es la diferencia entre los distintos precios. 

Empezaremos con la definición de cetárea. Una cetárea es el lugar donde se crían diferentes especies de mariscos (sin contar con los bivalvos, ya que estos se incluirían en otro tipo de instalaciones, las depuradoras). Consta de un sistema de filtración de agua que alimenta una serie de piscinas en las que se colocan los mariscos separados por especies, un sistema de acondicionamiento de agua (enfriador) y varios sistemas de oxigenación de agua. Los animales son mantenidos vivos en estas piscinas hasta el momento de su venta. Aunque los sistemas de filtración funcionen como pequeñas depuradoras de agua, presentan un inconveniente: no son capaces de mantener el agua 100% limpia, debido a la propia contaminación que los animales generan (excrementos, animales muertos en descomposición, etc.). Pero si bien es cierto que las cetáreas deben cumplir con ciertas legislaciones sanitarias pos las que se regulan las condiciones de higiene en las que deben vivir los mariscos. En resumen, el marisco que se cría en cetáreas no está residiendo en un ambiente natural, si no que se encuentra en un hábitat artificial a lo largo de toda su vida.

 

 

 

Por el contrario, los centollos que encontramos en la lonja, provienen directamente del mar. Son capturados en su hábitat natural para llegar de manera directa a la lonja para su posterior venta. Entonces nos encontramos con un marisco que se ha criado totalmente en el mar, su alimento ha sido 100 por 100 natural. Estos hechos le añaden al crustáceo un valor extra que no encontramos en el caso de las cetáreas, ya que por mucho que el ambiente en el que se cría se intente parecer lo máximo al hábitat natural, no va a ser lo mismo.

 

 

 

Entonces es hora de que priorices: ¿quieres algo más asequible a tu bolsillo pero criado en un ambiente artificial? ¿O por el contrario prefieres pagar un poco más y disfrutar de un manjar directamente salido del mar? Es mucha la gente que compra en cetáreas y que está contenta con los productos adquiridos, pero bien es cierto que la diferencia de precios también se nota en la diferencia de sabores. 

Escribir comentario

Comentarios: 0