INTOXICACIONES ALIMENTARIAS POR CONSUMO DE PESCADO

Una intoxicación alimentaria se produce cuando una persona ingiere un alimento que contiene bacterias, virus, parásitos o las toxinas provocadas por estos microorganismos. La intoxicación alimentaria puede afectar a una persona o a un grupo de personas que han ingerido el mismo alimento. Es más común después de consumir alimentos en comidas al aire libre, cafeterías, grandes reuniones sociales o restaurantes. Las intoxicaciones por pescado más comunes son las siguientes: 

  • Alergia. Algunas personas pueden desarrollar síntomas de picor, ronchas, náuseas y vómitos, diarrea y/o dificultades para respirar tras la ingesta de pescado. Esto puede deberse a la alergia a las proteínas del pescado, que suelen resistir el calor y la digestión. Los alérgicos al pescado además suelen desarrollar también asma con la inhalación de humos al freír pescado.

  • Ciguatera. La intoxicación por ciguatera puede producirse tras la ingesta de cualquiera de las más de 400 especies de peces de los arrecifes tropicales, donde un microorganismo del plancton produce la ciguatoxina, que es ingerida por el pez y se acumula en su carne. Cuanta más edad tenga el pescado más tóxico es. El sabor del pez no se ve alterado y no se conoce ningún método, ni de congelación ni de cocción, que proteja de la intoxicación. Los síntomas aparecen de una a varias horas después de su consumo. El cuadro característico dura alrededor de 8 días, incluyendo retortijones, diarrea, náuseas, vómitos, dolor de músculos y articulaciones, picor generalizado y fenómenos sensitivos tales como inversión de las sensaciones de frío y calor, dolor en la cara, hormigueo de las extremidades, etc. 
  • Escombroidosis o intoxicación histamínica. Esta es la intoxicación más común por pescado en todo el mundo. Se debe e la descomposición bacteriana después de haber capturado el pez, por la falta dela refrigeración precoz. Produce concentraciones elevadas de histamina en su carne. La histamina suele producir una reacción inmediata idéntica a la reacción alérgica, con enrojecimiento facial, inyección conjuntival, picor, ronchas, náuseas y vómitos y/o dificultad para respirar. Suele haber recuperación espontánea en menos de 24 horas. La escombroidosis la suelen producir pescados escómbridos como la caballa, el atún o el bonito, pero también otro tipo de pescados como el pez espada. Esta intoxicación se suele confundir erróneamente con una reacción alérgica.

  • Anisakiasis. Es la infestación aguda del tubo digestivo causada por las larvas de unos pequeños gusanos que están presentes en gran cantidad de pescados. Es más común en el pescado crudo, ya que la larva del gusano viva, puede penetrar en el organismo humano y fijarse en las paredes del tubo digestivo, aunque también puede presentarse en calamares, pulpos y sepias. No es evitable por la congelación o cocción, pero si se puede prevenir con estos métodos. Los síntomas más comunes se producen a nivel digestivo por la presencia del gusano en el estómago o en el intestino. Con frecuencia puede desencadenar reacciones alérgicas similares a las que provoca el marisco. 

A la hora de comer pescado, sobre todo si lo que vamos a consumir lo hemos adquirido nosotros mismos tenemos que tener mucho cuidado y comprarle siempre ejemplares a pescaderos que sean de confianza para evitar estas intoxicaciones, ya que a simple vista no se pueden observar estas bacterias.

Escribir comentario

Comentarios: 0