CLASIFICACIÓN DE LOS PESCADOS

A la hora de clasificar el pescado nos encontramos principalmente con tres clasificaciones distintas atendiendo a tres criterios diferentes: según su hábitat, según su contenido graso y según la forma de su cuerpo.

SEGÚN SU HÁBITAT

 

Los distintos pescados pueden vivir en diferentes tipos de aguas, y es por ello que surge esta clasificación. Además el tipo de agua en el que vivan va a determinar también la calidad y el sabor de su carne. Existen tres grandes grupos:

  • Pescados de agua dulce. Viven en ríos, arroyos y lagos donde las aguas son más ricas en magnesio, fósforo y potasio. Se les considera pescados más sosos y su consumo es más reducido. Dentro de este grupo se encuentra la trucha, la carpa y la lamprea, entre otros. 
  • Pescados de agua saladaA este grupo pertenecen la mayor parte de las especies de peces comestibles. Viven en el mar, donde las aguas son más ricas en sodio, yodo y cloro, por lo que tienen un sabor más pronunciado. Existen más de 20.000 especies reconocidas. A su vez, en este grupo podemos diferenciar tres categorías:
  1. Bentónicos. Son los pescados que viven sobre fondos arenosos marinos donde suelen enterrarse. Son aplanados y su carne es magra. Pertenecen a este grupo pescados como el lenguado, el gallo o el rodaballo.
  2. Pelágicos. Son los pescados que viven en las diferentes capas del agua. Son buenos nadadores y migran en bandos por el mar. Su carne es normalmente grasa. El atún y la sardina son ejemplos de estos pescados.
  3. Diadrómicos. Son los pescados que viven tanto en aguas saladas como en aguas dulces. Cambian de aguas en determinadas etapas de su vida. Esta categoría incluye al salmón y a la anguila, entre otros.

SEGÚN SU CONTENIDO GRASO

  • Pescados blancos o magros. Contienen alrededor de un 2% de grasa, es un pescados sedentario y no necesita acumular grasa para su manutención. La mayor parte de la grasa se concentra en el hígado y la coloración de su carne es blanca en la mayoría de los casos. A este grupo pertenecen pescados como la merluza, el rape, el bacalao o la faneca.
  • Pescados azules o grasos. Contienen entre un 5 y un 10% de grasa, resultado de su necesidad de acumularla para soportar los grandes viajes que realiza. Esta grasa se encuentra en los músculos y hace que su coloración sea algo azulada. La sardina, el atún o el jurel son ejemplos de pescados que pertenecen a esta categoría.
  • Pescados semigrasos. Contienen niveles de grasa de entre el 2 y el 5%. No es una categoría tan diferenciada como las anteriores ya que dependiendo de la época del año un pescado azul puede convertirse en semigraso y lo mismo ocurre con el blanco. En esta categoría se incluyen pescados como la lubina, la dorada o el pez de San Pedro.

SEGÚN LA FORMA DE SU CUERPO


  • Pescados planos. Este tipo de pescados se caracterizan por tener los dos ojos en el mismo lado de la cara y la boca torcida. Normalmente habitan en fondos marinos, por lo que son de agua salada. su cuerpo está totalmente aplanado. Son ejemplos de este grupo el rodaballo, el lenguado o el gallo.



  • Pescados cilíndricos. Estos pescados tienen el cuerpo redondo. Sin embargo tienen la espina plana de la cabeza a la cola, lo que permite cortarlos en filetes más fácilmente. Se pueden encontrar tanto en agua dulce como salada. A esta categoría pertenecen la lubina, la merluza o el salmonete.

Escribir comentario

Comentarios: 4